La Catedral de Menorca

0 comentarios
 



Entre las múltiples bellezas de Menorca nunca podemos dejar de mencionar el centro histórico de su ciudadela, entre cuyos límites viven más de 27.000 personajes y que conjuga lo mejor de la historia, la hotelería y las galerías de arte de la isla.

Además de poseer un estilo arquitectónico de ensueño, con lo mejor de la estética medieval y construcciones monumentales, la ciudadela posee calles que se bifurcan y crean una ruta inolvidable por el corazón de Menorca.

La plaza de Borna o Ses Voltes son algunas de las zonas donde podremos detenernos a admirar las construcciones, tomar algo y seguir recorriendo una maravilla inolvidable para el turismo mundial.

Nuestra visita hoy nos lleva hasta la hermosa Catedral de la Ciudadela, el monumento religioso más importante, un edificio hermoso e imponente en el corazón de la ciudad que miles de viajeros recorren todos los días.

Llamada originalmente Catedral de la Purificación de la Madre de Dios, fue levantada después de que Alfonso de Aragón conquistará Menorca de las manos árabes, llevando nuevamente a la isla a la influencia del cristianismo.

La catedral se construyó sobre el predio que albergaba la mezquita principal de los musulmanes y hasta se utilizó uno de los minaretes para hacer la base de la torre del campanario. De grandes proporciones, más de 40 metros de largo y 22 de alto con un ancho de 14,5, es una construcción que hoy se yergue como símbolo de la historia española en las islas baleares.

Si estás de paseo por Menorca y quieres visitar uno de sus edificios más renombrados, entonces no puedes dejar de recorrer la construcción de esta imponente iglesia que sirve para recordar no solo el momento histórico de la reconquista, sino también la importancia de la religión en la localidad.

Leave a Reply