Es Trenc, la gran playa virgen al sur de Mallorca

0 comentarios
 

Todavía es posible encontrar playas vírgenes en Mallorca, y sin duda la más grande y famosa de ellas es la de Es Trenc, un paraíso en el sur de la isla, en el municipio de Campos, en mitad de una área protegida y a salvo de las garras de la especulación urbanística.

Cuatro kilómetros de arena blanca y fina y unas aguas limpias que nos podrían hacer pensar que nos encontramos en alguna playa del Caribe. Desde el agua, mirando a la costa, solo veremos la línea de playa y, tras ella, la franja verde de la garriga o bosque bajo: ni un hotel ni un edificio... Solamente los viejos búnkeres abandonados de la Guerra Civil que los bañistas usan hoy para tomar el sol.

Dos manantiales subterráneos desembocan el Es Trenc, interrumpiendo la continuidad de la temperatura del agua con un chorro frío. Parece que ése es el origen etimológico de la playa (en mallorquín trenc significa corte). La suave pendiente que permite adentrarnos mar adentro sin que el mar nos llegue a cubrir por completo y la transparencia de sus aguas han hecho de esta playa una de las más célebres de Mallorca y la preferida de los naturistas que, llegados a la isla en los años 70, la convirtieron en la primera playa nudista de Baleares.

Para llegar a Es Trenc hay que tomar el desvío señalizado en la carretera que conecta las localidades de Campos y Sa Ràpita. A través de un estrecho camino comarcal que discurre entre pinares y huertos llegaremos al aparcamiento de Ses Covetes, situado a 200 metros del mar. Hay que caminar un poco pero no hay que quejarse porque este aislamiento es precisamente el que ayuda a conservar Es Trenc con su genuina naturalidad y belleza.


Leave a Reply