El tren de Sóller

0 comentarios
 

Hace unas cuantas décadas la red ferroviaria de Mallorca era el doble de extensa de lo que es ahora. El desarrollo del automóvil y la construcción de autovías y carreteras acabó con la clausura de uchas líneas y hoy solo quedan algunas principales. Un caso aparte es el del tren de Sóller que, desde 1912, conecta el fértil valle de las naranjas de la Tramuntana con las ciudad de Palma.
Para viajar a Sóller hay otras opciones más prácticas y rápidas, pero ninguna tiene el encanto de hacerlo en este viejo y bonito tren panorámico de madera, sin prisas, disfrutando del paisaje de las montañas que rodean el valle de Sóller.

Además del viaje "exterior" en el ferrocarril de Sóller tenemos la oportunidad de hacer un segundo viaje, esta vez a través del tiempo, que nos transporta al ambiente de los trenes de principios del siglo XX, con una estética muy particular que nos recuerda a los ya clásicos tranvías de la ciudad norteamericana de San Francisco, esos a los que uno puede subirse en marcha.

No menos encantadora es la estación de llegada en el pueblo, en un edificio del siglo XVII en el corazón de Sóller. Desde aquí podremso lanzarnos a recorrer sus calles o bien conectar con el tranvía que nos lleva hasta el puerto.

En temporada alta, el tren de Sóller tiene cuatro salidas diarias (dos más los fines de semana), cubriendo los 27 km. de distancia entre ambas localidades en una hora aproximadamente. Atraviesa trece túneles y hace paradas en el barrio palmesano de Son Sardina, los baixadors de Santa Maria y Caubet y en el pueblo de Bunyola, ya entre montañas. Una preciosa excursión recomendable tanto en verano como en invierno.

Leave a Reply