Torrent de Pareis y Sa Calobra

0 comentarios
 
Uno de los lugares más impresionantes de Mallorca lo encontramos en un rincón de complicado acceso en el litoral de la costa de Tramuntana. El Torrent de Pareis es un cañón de tres kilometros de longitud, un valle abrupto horadado durante milenios por la acción del agua sobre la roca calcárea. Sus paredes verticales alcanzan en algunos puntos los 200 metros de altura, logrando que el visitante que se anima a llegar hasta aquí se sienta muy pequeño.

El Torrent de Pareis es la excursión favorita de los aficionados al senderismo, la escalada y lal descenso de los torrentes. Es uno de los mejores paisajes que podemos encontrar. Se inicia en s’Entreforc, punto en el que confluyen el Torrente de Lluc o Albarca y el torrente del Gorg Blau. La excursión por tierra es bastante dura, requiere buena forma física y cierta experiencia, pero por suerte hay otras maneras de llegar al tramo final, la Playa de Sa Calobra, donde el torrente llega al mar.

Llegar por carretera tiene su punto de aventura ya que hay que afrontar14 kilómetros de curvas (12 de 180 grados y una de 360, conocida como Nus de sa Corbata, el Nudo de la corbata, que salva un desnivel de 900 metros. No apto para estómagos delicados.

Más idílico resulta llegar en barco desde el puerto de Sóller, que se sitúa unos 30 kilómetros al oeste, bordeando la agreste costa norte de Mallorca. Un paseo maravilloso siempre y cuando el estado del mar lo permita. incluso en los días de mar calma el acceso a Sa Calobra es dificultoso debido a los escollos y bancos de arenas ocultos bajo la superficie, así como el agresivo oleaje y las corrientes.

Todo vale la pena para alcanzar uno de los lugares más impresionantes de Baleares, donde la naturaleza sigue intacta y se muestra más poderosa que nunca.

Leave a Reply