La sobrasada, embutido nacional de Baleares

0 comentarios
 

Uno de los productos alimenticios más conocidos de las islas Baleares es la sobrasada. Este delicioso embutido se elabora con carne de cerdo y adquiere su color rojizo y su sabor ligeramente picante gracias al pimentón elaborado con los pimientos redondos autóctonos, también llamados ñoras.

Aunque actualmente se producen imitaciones de la sobrasada balear más o menos afortunadas en otros lugares de España, lo cierto es que para conseguir el sabor genuino es importante utilizar como materia prima la carne de cerdo de la raza autóctona de las islas, el porc negre, existente en las islas desde hace milenios. Estos animales son criados en estado de semilibertad, alimentados únicamente a base de algarrobas, alfalfa, bellotas e higos, siendo éstos últimos los responsables de aportar a la carne un sabor particular, casi dulzón. Nada de producción en serie, solo crianza natural con costes más elevados. El resultado: un producto de calidad exquisita.

En épocas pasadas las sobrasadas se elaboraban después de la matanza del cerdo (ses matances), una verdadera fiesta en la que las despensas se llenaban de ricas sobrasadas colgadas a la sombra para ser consumidas durante todo el año. Hoy, aquel producto rural se ha convertido en una verdadera tentación para el paladar de los gourmets.

Lo más clásico es consumir la sobrasada untada sobre pan moreno, pero este fabuloso producto se presta a todo tipo de inventos culinarios, desde aderezo para las patatas asadas hasta potajes o elaborados guisos de carne y pescado en los que la sobrasada es un ingrediente para añadir sabor y color al plato. La sobrasada balear ha sido objeto de atención especial para importantes e innovadores genios de los fogones, no ya solo de las islas, sino también del resto de España.

Leave a Reply