Caps de fibló, los tornados de Baleares

0 comentarios
 

El Mediterráneo no es un mar de huracanes y de tormentas destructivas, pero también puede ser un lugar complicado y peligroso para los navegantes y quienes viven en laz sonas costeras, especialmente en lso meses de otoño, el momento del año en que aparecen inesperadas trombas de agua, bravos oleajes que amenazan a los puertos más resguardados de las Baleares y los pequeños tornados marinos conocidos en las islas como caps de fibló.

Los tornados baleares reciben diversos nombres: Bufarut, Remolí, Terbolí... Pero sobre todo son conocisos como caps de fibló y de su existencia y los problemas que causaba a la navegación nos hablan ya los marinos ingleses que, en los tiempos de dominación de Menorca allá por el siglo XVIII, se veían sorprendidos por estos peligrosos remolinos.

Como sucede con los tornados de tierra, poco se sabe de cómo se originan, pero el hecho de que sean típicos de los meses otoñales revela que pueden estar relacionados con los cambio de presión atmosférica. Estos remolinos gigantes nacen en el mar y forman unas amenazadoras columnas de agua y aire que pueden llegar a girar sobre sí mismas a una velocidad superior a los 120 km/h.

En los últimos años muchos han podido fotografiar este temible fenómeno natural en la misma Bahía de Palma. Se sabe que nacen y mueren en el mar, llegando a producirse hasta media docena en un intervalo de un par de horas. El problema es cuando "viajan" hacia la costa, como sucedió hace unos diez años, cuando un cap de fibló arrasó Cala Banyalbufar, arrancando pinos centenarios y los tejados de las casas de lso pescadores; o hace cuatro veranos, cuando otro tornado marino especialmente agresivo cruzó los barrios del noroeste de Palma causando enormes destrozos y una víctima mortal.

Los caps de fibló son un recordatorio de que, a pesar del desarrollo económico y tecnológico, lel mar Mediterráneo sigue conservando su faceta de mar indomable. Habrá que hacer caso a los viejos pescadores que insisten en recordarnos que siempre hay que tenerle mucho respeto al mar.

Leave a Reply