Jardines de Raixa, la Mallorca verde

0 comentarios
 

A los pies de la Serra de Tramuntana, en el término municipal de Bunyola, se encuentra la hermosa finca de Raixa fué declarada como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1993 por su alto valor histórico y artístico.

No es la única finca de estas características que encontramos en Mallorca. Los árabes, que dominaron la isla durante casi 500 años, eligieron los lugares frescos situados sobre acuíferos en los que perforar pozos, establecer regadíos y conseguir hacer habitables lugares agrestes. Sin duda, el municipio de Bunyola es un lugar privilegiado para ello: montaña, agua y frescor. No en vano aquí se encuentran los dos grandes vergeles que crearon los musulmanes: los Jardines de Alfàbia y la finca de Raixa.

La vieja alquería islámica fue llamada Arraixa, propiedad de Beni-Atzar. Hoy, siglos más tarde, la finca es propiedad del Consell de Mallorca y la Fundación Biodiversidad, y tanto mallorquines como turistas pueden visitarla. En la entrada hay una guía para dar a conocer la historia de los jardines, editada en cuatro idiomas (catalán, castellano, inglés y alemán), con toda la información relativa a la finca. Más de 50 hectáreas de bosques, jardines, cultivos y fuentes. La casa cuenta también con un palacete, mazmorras, una ermita y varios miradores.

Eso sí: aunque la finca se encuentre abierta al público, continúan los trabajos de recuperación y puesta en valor del patrimonio natural y arquitectónico de este lugar, el oasis que los musulmanes fabricaron a los pies de las montañas.

Para llegar a Raixa desde Palma tenemos que tomar la carretera MA-11 hacia Sóller y en ella el desvío hacia Bunyola, después seguir las indicaciones.


Leave a Reply