Noche de Reyes en las islas Baleares

0 comentarios
 

La noche mágica de los Reyes Magos se vive en Baleares con la misma ilusión e intensidad que en otros lugares de España, con una particularidad que la mayor parte de sus localidades comparte con otras ciudades y pueblso costeros del país: ¡Los Reyes Magos llegan en un barco donde cargan todos los regalos y juguetes!

En Palma, los Reyes desembarcan en el Moll Vell (muelle viejo) donde les espera ya una multitud compuesta por padres, madres e hijos. Desde allí inician su famosa cabalgata por las principales calles del casco antiguo, atestadas de gente que desea saludar a los Reyes, pescar alguno de los dulces y caramelos que Sus Majestades lanzan y presenciar el colorido desfile, hasta la llegada final a la plaza de Cort donde serán recibidos en el ayuntamiento y saldrán a saludar desde el balcón.

Si la Cabalgata real en Palma es bonita, lo mismo podemos decir de la que tiene lugar en Eivissa porque el desembarco tiene como escenario de lujo en hermoso puerto ibicenco. El punto final se ubica en el Paseo Vara del Rey, donde tiene lugar el saludo del alcalde y el discurso de los Reyes dirigido a todos los niños de la isla.

En Menorca los reyes desembarcan tanto en el puerto de Maó como en el de Ciutadella, rodeados de música, carrozas llenas de regalos y desfiles de disfraces.

Sin embargo, casi todos los pueblos más o menos grandes de las cuatro islas cuentan con su propia cabalgata. En algunos como Pollença los Reyes entregan los regalos a los niños en mano, sin que tengan éstos que regresar a casa a esperar con ansiedad la llegada de sus Majestades. Los demás no tiene  más remedio que armarse de paciencia e irse a la cama esperando amanecer con los regalos bajo el árbol. Eso sí: no hay que olvidar dejar algo de comida y bebida para los camellos.


Leave a Reply