Alquilar coches en Mallorca, consejos útiles

0 comentarios
 

No hay mejor modo de explorar Mallorca que en coche, lo recomiendan todas las guías de viaje. El transporte público en la isla es claramente insuficiente y no nos llevará hasta esa cala escondida o hasta ese rincón de la costa o del interior que deseamos visitar. Disponer de un coche se hace pues, más que aconsejable, absolutamente imprescindible.

En un lugar tan volcado al turismo como Mallorca no resulta especialmente complicado encontrar coches de alquiler a buen precio. Las opciones son numerosas, desde el aeropuerto de Son Sant Joan a cualquier punto turístico de la costa.

Sin duda la forma más cómoda para el viajero para alquilar un coche en Mallorca es reservarlo con anticipación a través de la web por medio de algún portal especializado o bien acudir directamente a la página de algun rent a car de confianza. Pero... ¿Qué rent a car elegir?

Recurrir a las grandes empersas multinacionales presentes en todos los grandes aeropuertos es siempre una garantía: Hertz, Avis, Europcar o la alemana Sixt que tan buenos precios suele ofrecer en Mallorca. No hay nada más cómodo que recoger nuestro equipaje, dirigirnos a la oficina de alquiler y recibir la llave de nuestro vehículo. Solo hay que recordar llevar con nosotros el permiso de conducir y una tarjeta de crédito.

Otras compañías trabajan fuera del aeropuerto ofreciendo a sus clientes un servicio de transfer hasta su oficina. Este sistema acarrea muchas más incomodidades de las que uno pueda imaginar: muchas veces hay que esperar al dichoso bus más de la cuenta y, una vez en la oficina de entrega, nos encontramos con más colas. Lo peor es que, si finalmente decidimos no alquilar con estas compañías, nos encontramos tirados en algún lugar de la isla sin posibilidad de encontrar otro rent a car cerca.

También hay quien opta por alquilar el coche desde su hotel o lugar de vacaciones acudiendo a compañías locales como Autos Roig o Hiper que por un módico suplemento nos dejan el coche a las puertas del hotel. En este caso sí resulta mucho más rentable acudir a ellas. Es lo ideal si solo queremos tener un coche para un día o para hacer una determinada excursión.

Finalmente hay que advertir a los que planeen alquilar un coche en la isla acerca de dos aspectos: el primero, mirar bien las condiciones del seguro que contratamos, para evitar desagradables sorpresas, y  el segundo, andarse con ojo con la política de combustible de las compañías. Hay algún que otro rent a car local de mucha fama que cobra fianza a sus clientes para asegurarse que le devuelven los coches llenos y tarda meses en abonarla de nuevo.

En cualquier caso, todas las compañías que aparecen citadas en este artículo son absolutamente fiables y recomendables.

Leave a Reply