Visita a la ciudad de Mahón

0 comentarios
 

Hemos hablado del Puerto de Mahón, el puerto natural más grande del Mediterráneo, y de sus maravillas. Nos faltaba hacer un repaso de la ciudad, la capital de Menorca, lleno de lugares e historias interesantes.

Paseando por el casco antiguo de Mahón encontraremos un buen número de casas señoriales y edificios históricos, especialmente en torno a las plazas de Colón, Sant Francesc, Conquesta o Miranda. Siempre llenas de vida, estas calles van desgranando una a una sus joyas, como la iglesia de Santa María, de estilo gótico, fue construida en el siglo XIII y posteriormente remodelada en el XVIII, o el edificio conocido también como Sa Sala en el exterior del ayuntamiento. La fachada consistorial se encuentra presidida por el reloj que trajera a la isla el primer gobernador británico, Richard Kane.

Para comprar, curiosear y tomar algo el lugar ideal es el Carrer Nou, completamente peatonal, donde se ubican algunos de los centros de artesanía más importantes de la isla. Para comer tenemos que recomendar, una vez más, la zona del Puerto, llena de restaurantes marineros y con unas preciosas vistas. Casi al final del paseo se levanta la destilería del famoso Gin Xoriguer, la ginebra menorquina presente en todas las celebraciones de la isla, elaborada según el viejo método inglés desde el siglo XVIII.

En cuanto a oferta cultural, Mahón cuenta con notables museos. Uno de los más destacados es el Museo de Menorca, en la iglesia de Sant Francesc. A través de sus diferentes salas podremos acercarnos a la historia y las costumbres del pueblo menorquín. También hay que citar el Ateneo Científico, Literario y Artístico, que alberga interesantes colecciones de cartografía, fósiles y cerámicas, y también el Museo Militar, sobre todo por su fantástico emplazamiento en el castillo de San Felipe. 

Como dijimos, Mahón es uno de los lugares de Menorca más indicados para disfrutar de la gastronomía insular, probar la mahonesa, la famosa salsa elaborada a base de huevo, aceite y ajo, y los platos más emblemáticos de la isla como la caldereta de langosta y la sepia al horno. Verdaderas delicias que aquí saben mejor que en ningún otro lugar del mundo.

Leave a Reply