El futuro Parador de Ibiza

0 comentarios
 

Muy pronto Ibiza contará con un parador, que por cierto será el primero de la Red de paradores en el archipiélago balear. Se ubicará en el Castillo de la Almudaina, que data del siglo XVIII y que se encuentra en el centro histórico de la ciudad de Ibiza, conocido como Dalt Vila y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Cuando esté acabado, el parador contará con 72 habitaciones dobles, varias de ellas suites, así como diversas salas para reuniones y convenciones. También dispondrá de un gimnasio-spa y dos piscinas.

El presidente de Paradores ha comentado que un parador en Ibiza es una buena iniciativa y que servirá para explotar un nuevo nicho del mercado turístico: fomentar el turismo de los amantes de los paradores, un tipo de alojamiento muy atractivo para muchos turistas que buscan algo más que un hotel al uso, una experiencia diferente, elegante y de calidad.

Los Paradores de Turismo son un conjunto de hoteles de alta categoría distribuidos por toda España, localizados en edificios emblemáticos o emplazamientos destacables que han sido seleccionados por su interés histórico, artístico o cultural. Resulta llamativo que no existiera ningún establecimiento de este tipo en Baleares. El futuro Parador de Ibiza llega para llenar este hueco.

Por otro lado, ya que la estancia en paradores suele estar relacionada estrechamente con una fuerte apuesta por la gastronomía de cada región, es posible que el parador ibicenco se convierta también en una dirección de cabecera para los amantes de la buena comida y la cocina balear.

El proyecto ha sufrido muchos retrasos debido al hallazgo de importantes ruinas arqueológicas que hicieron cambiar los planes de remodelación para poder conservarlas y exhibirlas en el futuro dentro del recinto. A pesar de todo se mantiene la fecha prevista de apertura para 2013.

Leave a Reply