El Parque del Mar de Palma

0 comentarios
 

A los pies de la fantástica Catedral de Palma se extiende una de las zonas verdes más visitadas tanto por turistas como por los propios palmesanos. Es el Parc de la Mar (Parque del Mar), un espacio relativamente nuevo ya que solo cuenta con unas cuantas décadas de vida.

Lo cierto es que hace solo cien años las aguas del Mediterráneo bañaban directamente la muralla cobre la cual se erige, poderosa e imponente, la Seu, uno de los templos góticos más importantes del mundo. La acción del hombre provocó el lento proceso de desecación de esta zona hasta que en 1973 se hizo pasar por allí la Autovía de Levante que actualmente conecta el Paseo Marítimo de Palma con el aeropuerto.

Entre la autovía y la muralla quedó un inmenso y feo solar que era un verdadero borrón en la imagen de la ciudad, precisamente en su fachada marítima. Así que se decidió construir un gran parque.

El elemento más representativo del Parc de la Mar es su gran estanque de agua salada con el famoso chorro que emula al del Lago Ginebra en Suiza. El estanque dota al parque de frescura, situado debajo del Palacio de la Almudaina y el Muelle Viejo de la ciudad. También muy cerca se sitúa un aparcamiento subterráneo ideal para dejar el coche y visitar el casco viejo.

La polémica rodeó al parque en su inauguración. Se criticaba que fuera un parque "sin árboles", aunque las criticas eran un tanto injustas. La zona verde propiamente dicha se extiende al este del estanque, donde hay grandes áreas arboladas, zonas de césped y áreas de juegos infantiles. 

En la parte central, llamada Ses Voltes, hay un bar y una gran explanada donde en verano se organizan conciertos al aire libre, se proyectan películas "a la fresca" y tienen lugar todo tipo de espectáculos gratuitos. 

El Parc de la Mar es el prólogo perfecto para una visita al casco antiguo de Palma, o el lugar ideal para pasar una tranquila tarde de domingo junto al mar. 

Leave a Reply