Cruceros con escala en Baleares

0 comentarios
 

Los números y estadísticas no dejan lugar a dudas: casi medio millón de personas llegan a alguno de los puertos de las islas Baleares a bordo de un crucero cada año. Y es que cuando hablamos del encanto de los viajes por mar y los cruceros Mediterráneo, resulta imposible no pensar en las islas, con su clima privilegiado, su excelente ubicación en la ruta marítima entre España, Francia e Italia, y los atractivos turísticos que ofrece a los cruceristas.

Palma de Mallorca compite con Barcelona como puerto preferido de embarque para los numerosos cruceros que surcan las aguas del Mediterráneo occidental, aunque es también una de las escalas favoritas de numerosos viajeros.

Y es que el muelle comercial de Porto Pi, donde atracan estos lujosos hoteles flotantes, deja a los viajeros en el mismo paseo marítimo de la ciudad, a dos pasos del casco antiguo, la Catedral y toda la zona comercial llena de tiendas, restaurantes y terrazas. Hay quien utiliza su escala para explorar el elegante centro histórico de Palma y quien en cambio prefiere contratar alguna de las excursiones que ofrece el propio crucero y visitar algunos de los tesoros de la isla. Entre los preferidos están las impresionantes Cuevas del Drach, el encanto de la Tramuntana y la elegancia de Valldemossa y la clásica visita a las fábricas de perlas cultivadas de Manacor.

Y aunque Palma es el puerto más visitado por los cruceros, Ibiza ha experimentado en los últimos años un auge espectacular. No hay nada comparable a la sensación de llegar a la isla blanca por mar, con la majestuosa visión de Dalt Vila reflejando su silueta sobre las aguas del puerto. Aquí uno desembarca directamente en la ciudad. En cuanto ponemos el pie en tierra ya nos vemos envueltos por el encanto mágico ibicenco, el animado ambiente del puerto, los comercios de moda y artesanía y el aroma de los restaurantes marineros.

Menorca, que ha permanecido ajena al ajetreo de los cruceros hasta hace poco, empieza tímidamente a acoger la llegada de algunas embarcaciones en el puerto de Mahón, uno de los puertos naturales más grandes de Europa, en especial cruceros de gran lujo que desean visitar la más tranquila y mejor conservada de las islas Baleares.

Leave a Reply