Los Baños Árabes de Palma

0 comentarios
 

Quedan realmente pocos vestigios de la esplendorosa época de dominación árabe en la ciudad de Palma. Estos se debe a que los cristianos se dedicaron a destruir sus edificios más notables y construir sobre ellos los suyos, como sucede con la Catedral de Palma, que se levanta sobre los restos de la vieja mezquita.

Pero algunas estructuras de aquella época han logrado sobrevivir y llegar hasta nuestros días, como los Baños Árabes, en la ciudad vieja. Los podemos encontrar en los jardines de Can Fontirroig, situados en el número 7 de la calle Can Serra de Palma.

La estructura de estos viejos baños es bien simple: una sala de superficie cuadrada con doce columnas que soportan una cúpula con diversas aberturas redondas. La diversidad estilística de los capiteles se debe a que en su construcción posiblemente se aprovecharon materiales procedentes de otros edificios.

Esta sala estaba destinada a los baños calientes y para ello disponía de un doble suelo con huecos por donde circulaba el agua caliente y el vapor, un recurso llamado hipocausto que los árabes aprendieron de los antiguos romanos. Desgraciadamente no quedan restos de la sala de baños fríos.

Estos Baños árabes posiblemente formaban parte del palacio de algún noble musulmán. la ciudad de Madina Mayurqa, la actual Palma, fue refundada por los musulmanes sobre restos romanos. Los árabes transformaron a partir del siglo X la antigua ciudad y realizaron un complejo sistema hidráulico para el centro urbano y su huerta. También edificaron el alcázar conocido como la Almudaina, que fue transformado a partir del siglo XIII por los conquistadores catalanes. 

Podemos visitar los Baños Árabes de Palma de 9:30 a 20:00 horas (en invierno cierran un poco antes) y el precio de la entrada es de 2 €. 

Leave a Reply