Playa de Son Saura en Menorca

0 comentarios
 

Dentro del fabuloso abanico de hermosas playas con las que cuenta Menorca, hay una división bastante clara entre las de la costa del norte, pequeñas, con predominio de guijarros y batidas por el viento y el oleaje, y las de la costa sur, arenosas, largas y plácidas.

Entre estas últimas la playa de Son Saura ocupa un lugar destacado. Extensa, solitaria y tranquila, es una de las playas vírgenes más grandes de Menorca, de fácil acceso y equipada con los servicios básicos, como parking y socorrista, que de ninguna manera rompen su encanto natural y auténtico.

Sus aguas cristalinas se cuentan entre las más limpias de la isla, aunque a muchos les desagradará encontrar pequeños montículos de algas acumulados a lo largo de la orilla. Se trata de la posidonia oceánica, el tesoro del Mediterráneo, cuya progresiva degeneración provoca estos molestos efectos secundarios, aunque los habituales bañistas están acostumbrados a su presencia.

Para llegar a Son Saura desde Ciutadella hay que tomar la carretera Me-24 hacia Cap d´Artrutx, en el extermo sureste de la isla y desde allí seguir las indicaciones que nos llevarán hasta la playa por caminos  rurales. En total, unos 15 kilómetros desde la capital del occidente menorquín.

A su vez, desde Son Saura se puede llegar caminando a un rincón todavía más apartado y solitario de la costa meridional menorquina: cala Es Talaier. Se llega tras una caminata de unos 10 minutos, tomando un  estrecho camino que parte desde el extremo de la playa. El sendero puede resultar algo pesado, sobre todo los días que hace mucho calor, y no es recomendable si viajamos con niños.

Leave a Reply