Cala Murada, una playa tranquila para toda la familia

0 comentarios
 

¿Eligiendo una playa tranquila para pasar un día de relax en Mallorca? Las posibilidades son casi infinitas pero sin duda una buena opción es la playa de Cala Murada, a ocho kilómetros de Portocolom, un arenal de grano fino de aspecto apacible y muy natural, ideal para una jornada playera de descanso o para ir con los niños.

No se trata de una playa virgen, pero sí muy natural. En su margen derecho se levantan unos acantilados bajos sobre los que se ha construido una hilera de chalets adosados, testigos de la época de urbanización descontrolada del litoral balear que, a pesar de todo, no han acabado con la estética de Cala Murada.

En esta playa desembocan las aguas del Torrent des Fangar, aunque solo cuando hay lluvias torrenciales. El resto del año el agua se acumula en una pequeña marisma tras la arena, dando la sensación de que se trata de una playa con dos orillas: una exterior de agua salada poblada por bañistas y otra interior de agua dulce donde beben y habitan las aves.

Al ser una playa libre de escollos es ideal para el fondeo de embarcaciones, aunque al no estar completamente resguarda de los vientos  es habitual ver a las barcas, llauts y yates meciéndose sin cesar incluso en los días más calmados.

No está de más visitar la Cueva de Cala Murada una pequeña y angosta gruta en la que fueron hallados importantes vestigios de la Edad de Bronce, utilizada siglos después por los contrabandistas para ocultar sus mercancías.

El acceso por carretera es sencillo desde Felanitx o Porto Colom y los vehículos se pueden estacionar de manera gratuita en las inmediaciones.

Leave a Reply