Colonia de Sant Jordi, playas para todos los gustos

0 comentarios
 

Al sur de Mallorca se encuentra la localidad de la Colonia de Sant Jordi, un foco turístico tranquilo y familiar que ofrece un interesante y variado ramillete de playas para que todos los visitantes encuentren su rincón junto al mar donde disfrutar de una jornada veraniega a su gusto.

La Colonia de Sant Jordi es un destino donde reina la paz y la calma pero en el que no faltan los servicios y comodidades. En su núcleo urbano se levantan hoteles y pensiones, restaurantes marineros, cafeterías con terraza, comercios de todo tipo y todos los servicios que uno pueda precisar durante sus vacaciones.

La oferta playera de este lugar es, como hemos dicho, variada. Estas son las cuatro playas que podemos disfrutar aquí:
  • Es Marquès: una playa virgen de 400 metros de longitud que se encuentra en el extremo norte de la localidad y a la que se accede desde el hotel Marquès del Palmer.
  • Platja des Port: situada junto al puerto y un paseo lleno de comercios y restaurantes es la playa más pequeña  de la localidad, jalonada de palmeras y con mucho ambiente durante todo el verano.
  • Es Dolç: desde es Port hay que tomar un camino a la izquierda a través del rocaje para descubrir esta playa virgen que cuenta con servicios como sombrillas, hamacas y un pequeño chiringuito de madera.
  • Es Carbó: todavía más allá de Es Dolç. Hay que caminar un buen rato (una media hora) hasta llegar a ella, pero la recompensa vale la pena: uno de los últimos paraísos vírgenes de la isla, con aguas transparentes y arena finísima.
Cuatro opciones diferentes y atractivas. Pero si además, quieres algo más de acción, desde el pequeño puerto de la Colonia zarpa cada día el barco que nos permite visitar el Parque Nacional de Cabrera, una de las excursiones más interesantes que se pueden hacer en un viaje a Mallorca.

Leave a Reply