Cómo viajar a Formentera

0 comentarios
 

Es la más pequeña de las cuatro grandes islas Baleares, pero tal vez es la que posea las playas más hermosas de todo el archipiélago. Estamos hablando obviamente de Formentera, un pequeño paraíso de aguas color turquesa y playas vírgenes de arena blanca y fina. Si quieres descubrirlo, nosotros te decimos cómo llegar.

Como es lógico, al no contar con aeropuerto, solo podremos llegar a Formentera por mar. La manera más sencilla es tomar el pequeño ferry que en verano sale casi cada hora desde el puerto de Ibiza y en unos cuarenta minutos nos deja en La Savina. 

Aquí empieza la aventura porque este pequeño brazo de mar no solo está salpicado de numerosos islotes y farallones sino que además cuenta con fuertes corrientes marinas que han dado más de un susto a los que navegan por él. El último el pasado verano cuando el ferry de línea quedó embarrancado en el islote de Sa Torerta cerca de la isla de S´Espalmador.

De modo que si viajamos a Ibiza y deseamos pasar unos días en Formentera, esta serñá la mejor opción. Y para aquellos cuyo destino final sea la menor de las Pitiusas, el paso por Ibiza es casi obligado. Pero solo casi, porque en verano hay al menos dos opciones distintas. Los que no quieran perder tiempo tienen la opción de viajar en taxis náuticos, lanchas rápidas con capacidad para diez pasajeros que salvan la distancia entre ambas islas en la mitad de tiempo, aunque el precio es más caro.

Y es que, al menos en julio y agosto, salen barcos directos rumbo a La Savina desde los puertos de Palma de Mallorca y Denia, en la costa alicantina. Desde esta localidad de la Costa Blanca el trayecto tarda unas dos horas y media (el ferry rápido) o cuatro horas (el lento). La conexión directa Palma-Formentera es más reciente, tiene cinco frecuencias semanales y la travesía alrededor de cuatro horas. 

Leave a Reply