Cales Fonts, un encantador puerto en el extremo oriental de Menorca

0 comentarios
 

Hoy viajamos hacia el Este, al extremo más oriental de Menorca, y por tanto de España. Es el viejo y encantador muelle de Cales Fonts, en la localidad de Es Castell, un lugar que ha sabido conservar su carácter auténtico y tradicional sin renunciar a los beneficios del turismo.

En todo viaje de verano a Menorca hay que reservar al menos una noche para cenar en alguno de los restaurantes de este pequeño puerto, disfrutando del espectáculo de las luces iluminando la muralla y el reflejo de las barcas en el agua, con su hipnotizador balanceo.

Muchos de estos restaurantes y comercios, elegantes y sencillos, sin estridencias ni horteradas, se hallan ubicados en las viejas cuevas excavadas en la roca que los pescadores usaban como almacenes (de ahí el nombre de Cales Coves). Un paseo encantador tanto de día como de noche, viendo los barcos que entran y salen del cercano puerto de Mahón.

Para llegar hasta Cales Fonts en por carretera hay que entrar en Es Castell girando por el carrer de Sant Josep, que tras una pronunciada pendiente acaba desembocando en la rampa principal del puerto. Aquí es donde precisamente empieza este fabuloso paseo que nos lleva, entre aromas de cocina marinera y barcas amarradas al muelle hasta el monumento dedicado a Eos, la diosa griega de la Aurora. No puede haber mejor ubicación: el punto de la isla donde se ven los primeros rayos de sol cada día.

Cales Fonts es uno de esos rincones menorquines que enamora. Representa lo mejor del Mediterráneo tradicional: bello, elegante y tranquilo. El escenario perfecto para una cena romántica.

Leave a Reply