Los atardeceres más hermosos de Europa

0 comentarios
 

Aunque suene a tópico, para la mayoría de nosotros el atardecer es un momento mágico. Entre el día y la noche, la puesta de sol marca una franja de tiempo, un periodo de transición, en el que el ruido y la luz dejan paso a la oscuridad y el sosiego.

Hay quien dice que en las Islas Baleares las puestas de sol son únicas pero so queremos mostrar otros lugares de Europa en la que los atardeceres son tambén "únicos".

Todos guardamos en la memoria un atardecer: aquella tarde en que contemplamos maravillados el sol hundiéndose en un mar de color rojo; o aquella vez en que nos sorprendió el ocaso y vimos esconderse el astro rey tras una montaña que parecía estar en flamas.

“Somos el resultado de la suma de todos los momentos de nuestra vida”, le decía Ethan Hawke a Julie Delpy durante su paseo por las calles de París en la película “Antes del atardecer”. Entonces, hagamos que nuestra vida sea una suma de momentos inolvidables. ¿Te imaginas navegar en un bateau-mouche por el Sena mientras el sol tiñe de naranja los tejados de París? No hay espectáculo comparable a Notre-Dame y la Torre Eiffel bajo la luz dorada del crepúsculo o al juego de sobras de los edificios de la plaza del Louvre al atardecer.

Más al sur, en Madrid, contemplamos la puesta de sol desde un lugar privilegiado y, para muchos, desconocido: el templo de Debod. Este templo egipcio se halla en la cumbre del montículo de Príncipe Pío y, dada su altitud y orientación al oeste, las vistas del horizonte de la ciudad y de la Casa de Campo son incomparables. Tumbarse sobre el césped de sus jardines mientras la luz crepuscular ilumina las piedras y el estanque es una experiencia a la vez intensa y relajante. En Expedia, hemos preparado una selección de los mejores hoteles en Paris, España o qualquier otro lugar para que esta puesta de sol sea la experiencia que usted busca

En Portugal, en el extremo más occidental del continente, “donde la tierra termina y el mar empieza”, que decía el poeta, Estoril promete al visitante los mejores atardeceres de Europa. Desde el Cabo de Roca, el sol se hunde en el Atlántico como en ningún otro lugar del mundo. El viento del mar, los acantilados, el faro, las gaviotas… Te sentirás un marinero a punto de zarpar hacia lejanos confines.

Pocos crepúsculos han sido tan retratados, fotografiados y rodados como los de la Toscana, en Italia. Como pintado al óleo, el sol resbala sobre las laderas, los viñedos y los pueblos de la campiña toscana. Florencia, desde el mirador de la Piazza Michelangelo, es durante el ocaso de una belleza indescriptible. Siéntate en las escalinatas y contempla el reflejo anaranjado del sol crepuscular sobre las cúpulas de la ciudad y las aguas del río Arno. Te sentirás un artista del Renacimiento con el mundo a tus pies. Con nuestros hoteles en Valencia, te sentirás un verdadero florentino desde el amanecer hasta la puesta de sol.

En un cerrar de ojos, volamos al norte, a las noches blancas de Finlandia. Durante los meses próximos al solsticio de verano, el sol queda suspendido en el horizonte finlandés y la noche se llena de una extraña luz blanca que no deja paso a la oscuridad. Es el llamado “sol de medianoche”. Desde Helsinki, coge un ferry para llegar a Suomenlinna, una isla fortificada Patrimonio de la Humanidad. Allí comprenderás por qué las estaciones, el tiempo, la luz, el día y la noche tienen su particular sentido durante los atardeceres infinitos de Finlandia.

Haz que tu vida sea la suma de momentos de felicidad. Reserva con nosotros tus hoteles en Roma, Madrid, Italia o Finlandia y deja que el recuerdo de las puestas de sol más maravillosas de Europa forme parte de esa suma.

Adela Esteban, es una escritora experta local y una ávida viajera. Adela está constantemente buscando nuevos lugares para viajar y siempre está buscando maneras de hacerlo en un presupuesto.

Leave a Reply