Moros y Cristianos en Pollença

0 comentarios
 

Una gran batalla entre moros y cristianos tiene lugar cada 2 de agosto en Pollença. Son el momento cumbre de las fiestas de este pueblo del norte de Mallorca y, junto a las de Sant Joan en Ciutadella, las más famosas y multitudinarias del verano en las Baleares.

Lo que se rememora con esta singular batalla amistosa (aunque no tanto como parece desde fuera)  Esta "batalla" rememora es la gesta del pueblo pollencí, liderado por Joan Mas, que el 30 de mayo del año 1550 consiguió vencer y expulsar de sus tierras a los piratas berberiscos capitaneados por Dragut, uno de los corsarios más sanguinarios de la historia que se convirtió en una verdadera pesadilla para los pueblos del Mediterráneo Occidental.

La mañana del día de la batalla, bien temprano, todo el pueblo se da cita en la Plaza Mayor para cantar el himno de l´Auborada en la oscuridad hasta que sale el sol. Después llega la hora del baile de los cossiers y otros actos festivos que son el largo prólogo de la gran batalla, que se produce a las 19:00 horas.

Como en las previas de un combate de boxeo, Dragut y Joan Mas, interpretados por vecinos del pueblo elegidos cada año, se encaran e intercambian ofensas y amenazas. El encuentro acaba con la tradicional oración del líder cristiano: “Mare de Déu dels Àngels, assistiu-mos. Pollencins, aixecau-vos, que els pirates ja són aquí!” (Vírgen de los Ángeles, ayudadnos. Pollensines, levantaos que los piratas ya están aquí!). 

Y entonces, el espectacular y ruidoso choque entre los dos ejércitos, el momento más emocionante de toda la jornada. Los cristianos, ataviados con túnicas blancas y armados con palos, siempre acaban ganando a los moros, con la cara pintada de betún y coloridas prendas de vestir, la batalla frente a la Iglesia de Sant Jordi. Joan Mas se apodera del estandarte de los invasores, acto que marca el fin de la refriega y la derrota de los moros.

Después da inicio la fiesta y los contendientes vuelven a ser amigos. Hay música, comida y mucho mesclat (una terrible bebida elaborada con cazalla y palo mallorquín) para que todo el mundo disfrute de la fiesta hasta el día siguiente.


Leave a Reply