Cala en Turqueta, un sueño menorquín de aguas transparentes

0 comentarios
 

Cala en Turqueta es una de las playas vírgenes más cercanas a Ciudadela, al oeste de Menorca y, en opinión de muchos, la cala más bonita de la isla, en dura competición con la majestuosa Macarella y con Cala Pregonda y sus arenas rojizas al norte.

Escondida tras un espeso pinar y convenientemente alejada de la civilización (hay que dejar el coche en un aparcamiento que se encuentra a diez minutos de la playa) Cala en Turqueta se distingue por su finísima arena y sus aguas transparentes y poco profundas.

A pesar de su aislamiento, en verano se llena de gente aunque el lugar no pierde ni un ápice de su encanto mediterráneo, bello, azul y tranquilo. El nombre de Turqueta viene del color turquesa, claro y limpio, de sus  aguas, un verdadero sueño azul en el que zambullirse y olvidarse del mundo. Parece que nadando en estas aguas limpias y puras uno pueda quitarse de encima todo lo malo, una especie de depuración.

Para llegar a Cala Turqueta hay que tomar el Camí de Sant Joan de Missa desde Ciudadela y seguir las indicaciones. Al llegar allí tras una caminata por el bosque, te toparás con una de las postales más bonitas y famosas de Menorca.

Si hemos de poner alguna pega a este pequeño paraíso podríamos hablar de los molestos minicruceros cargados de turistas que llegan desde el puerto de Ciudadela y que abarrotan la playa de gente, o de la orientación de la cala, mirando al Este, que hace que por la tarde casi toda la playa quede a la sombra. Dos pequeños inconveniente sque no bastan para manchar la imagen idílica de Cala en Turqueta,

Leave a Reply