El baile de los Cossiers en Mallorca

0 comentarios
 

En varias localidades de Mallorca (Manacor, Pollença, Algaida, Alaró y sobre todo Montuïri) se conserva una danza ancestral que se baila durante las festividades patronales. Se trata del Ball dels Cossiers, de origen incierto, una tradición arraigada que en estos pueblos se vive con mucha pasión e intensidad.

Algunas teorías hablan de un baile importado a las islas desde Cataluña tras la conquista, aunque algunos estudiosos opinan que podría ser todavía más antiguo. En cualquier caso, se trata de una ceremonia intensa y casi mágica, que desata verdaderas pasiones en la Mallorca rural.

Los bailadores suelen ser seis hombres (cossiers) y una mujer (dama), casi todos jóvenes del pueblo. En algunos pueblos participan también otros personajes como el demonio (dimoni). Generalmente el baile se realiza trazando un círculo con la dama en el centro, aunque también se ejecutan otras danzas.

Los Cossiers de Montuïri son los más famosos de la isla ya que es este el único pueblo en el que se ha mantenido la tradición sin interrupciones a lo largo de los siglos. Actúan cada año en tres ocasiones, todas ellas en agosto: en el día de la Ascensión (día 15) así como en la víspera y la festividad de San Bartolomé (días 23 y 24).

Además del baile en sí, lo más llamativo del Ball dels Cossiers es la indumentaria de los danzantes. Dos visten una especie de faldilla de color amarillo, otros dos rosa y otros dos verde, con camisa ceñida blanca y medias con cascabeles que tintinean en cada salto y movimiento. También es muy característico el sombrero de paja adornado con cintas. Todos bailan con un pañuelo blanco en una mano y una ramita de albahaca en la otra.

El espectáculo de los Cossiers no es solo una vieja y querida tradición, sino también un reflejo de la Mallorca medieval que en estos pueblos se vive con una  intensidad muy especial. 

Leave a Reply