Joan Miró y Mallorca

0 comentarios
 

La luz y los paisajes de Mallorca llevan seduciendo a los artistas de todo el mundo, en especial a los pintores, desde hace siglos. Uno de los que halló aquí una fuerte inspiración para sus creaciones fue Joan Miró, que empezó pasando largas temporadas estivales en la isla y acabó estableciéndose en Mallorca para siempre en el año 1956.

El vínculo entre Miró y Mallorca se remonta a sus orígenes familiares por parte de madre, que lo conectan con la ciudad de Sóller, una localidad precisamente famosa por ser cuna de famosos pintores, por sus galerías de arte y por celebrar diferentes eventos relacionados con este mundillo a lo largo del año.

Genio y artista internacional, aclamado en Barcelona y París, Miró nunca se alejó demasiado de Mallorca, sobre todo cuando en 1929 contrajo matrimonio con una mallorquina, Pilar Juncosa

En el año 1981, dos años antes de su fallecimiento, el ayuntamiento de Palma acordó con el artista la constitución de la Fundación Pilar i Joan Miró a Mallorca, a la que el matrimonio cedió los cuatro talleres ubicados en el barrio de La Bonanova en los que durante tantos años trabajó, talleres diseñlados por el famoso arquitecto y gran amigo del artista Josep Lluís Sert.

La viuda de Miró puso los terrenos y los fondos necesarios para construir el museo donde hoy se expone la obra de Miró más vinculada a la isla en un edificio diseñado por Rafael Moneo. Hoy en día éste es uno de los museos más importantes de las islas Baleares.

Fundació Pilar i Joan Miró - Datos para la visita:
  • Calle Joan de Saridakis 29 - 07015 Palma (Mallorca)
  • Horario: de 10:00 a 19:00 horas - Domingos y festivos solo hasta las 15:00 horas 
  • Precios: entrada general, 6 € - Jubilados, estudiantes y grupos 3 € 

Leave a Reply