Ibiza, un destino para todo el año

0 comentarios
 

Todo el mundo conoce los variados y abundantes atractivos del verano en Ibiza. Su ambiente cosmopolita y abierto, sus hermosas playas de aguas cristalinas, la huella hippy, la gastronomía mediterránea, su amplia oferta cultural y su animada vida nocturna, por ejemplo.

Sin embargo, la isla blanca despliega una serie de encantos menos conocidos pero igualmente sugerentes durante la temporada baja, cuando las hordas de turistas han desaparecido. Un secreto bien guardado que comparten solamente algunos viajeros y la mayoría de residentes. Viajar a la isla mágica del Mediterráneo en otoño o invierno es siempre una excelente idea y una aventura llena de sorpresas que solo una buena guía de Ibiza nos podrá ayudar a conocer.

Disfrutar de un paseo con los pies descalzos por las playas de la isla, en esta época desiertas, salir de compras por el casco viejo de Eivissa o Santa Eulàlia, sumergirse en la asombrosa belleza de los paisajes del interior de la isla, verde y tradicional, o acercarse a la deliciosa gastronomía ibicenca con sus platos de invierno.

Para los que busquen unas vacaciones más activas, el invierno suave de Ibiza cuenta con unas características ideales para disfrutar del senderismo y el cicloturismo, por ejemplo. Las temperaturas no son excesivamente bajas, las lluvias son escasas y los caminos y carreteras de la isla están libres de coches y de turistas.

Por eso podemos hablar de Ibiza como un destino ideal para todo el año. Más animado en verano pero hermoso y seductor en invierno. Viaja a la isla blanca fuera de temporada y descubre la magia de la otra Ibiza. 

Leave a Reply