La Rambla de Palma de Mallorca

0 comentarios
 

No es tan larga ni bulliciosa como la famosa de Barcelona, pero tiene muchos puntos en común con ella. La Rambla de Palma de Mallorca, rebautizada hace unos años con el nombre de "Rambla dels Ducs de Palma" es un espacio ideal para pasear entre puestos de flores y terrazas de cafeterías bajo la sombra de los plátanos.

La Rambla se ubica en una situación estratégica para los que salen a las calles de la capital mallorquina para ir de compras. Empieza al pie de las escalinatas que suben hasta la Plaza Mayor y acaba justo al inicio del Carrer dels Oms, una calle peatonal e importante arteria comercial que conduce hasta la Plaza de España.

En este extremo se sitúa una fuente de planta decagonal instalada allí en el año 1827, entonces rematada por  una escultura de barro dedicada a la fidelidad que fue robada poco después y jamás pudo ser recuperada.

Al igual que en la Rambla de Barcelona, consta de un paseo peatonal central y de dos carriles para el tráfico a cada lado del paseo, uno para cada sentido de la circulación. Entre los principales edificios que podemos encontrar aquí destacan el Convento de Santa Magdalena, la iglesia del Carmelo y, ya hacia Via Roma, el Teatro Principal.

Un elemento muy característico de la Rambla de Palma son las dos estatuas de emperadores romanos, pertenecientes a la finca de Raixa, en la Serra de Tramuntana, y que fueron instaladas allí en el año 1938.


Leave a Reply