Los británicos prefieren las Islas Baleares

0 comentarios
 

Estos días se ha celebrado en Londres la famosa feria turística internacional World Travel Market (WTM) y una de las conclusiones a las que se ha llegado es que, entre los destinos favoritos de vacaciones de los británicos  para el año 2013, hay dos que destacan sobre el resto: Croacia y las Islas Baleares.

Eso al menos se desprende de diversas encuestas efectuadas entre los turoperadores. Los viajeros y turistas del Reino Unido se decantan por el Mediterráneo, en especial por estos dos destinos, que superan de largo a otros como Turquía, Egipto o Grecia.  El país está saliendo de la crisis y la revalorización de la libra respecto al euro sigue al alza, por lo que les resulta más barato viajar a los destinos de la zona euro. 

El romance entre turismo británico y las Islas viene de lejos. Habría que remontarse a los años en los que ña mismísima Agatha Christie veraneaba en el Port de Pollença, o Robert Graves elegía el hermoso pueblo de Deià para trabajar, vivir y morir. Son muchos los que aun hoy visitan su tumba en este rincón de la Tramuntana.

En el global del archipiélago, el turismo británico va por detrás del alemán, excepto en Menorca, donde es el indiscutible número uno, un hecho que se explica por los vínculos que todavía hoy existen entre la isla y su antigua metrópoli. No hay que olvidar que los ingleses dominaron la isla durante casi un siglo y dejaron en ella un importante legado cultural.

Sin embargo, hay dos puntos negativos del turismo británico en Baleares. El primero, su volatilidad: la economía marca grandes altibajos, todo lo contrario que los turistas alemanes, que acuden  fielmente a Mallorca haya crisis o no; en segundo lugar, la "cara fea" del turismo británico low cost que inunda sitios turísticos como Magalluf convirtiéndolo por desgracia en un lugar de "turismo de borrachera" con todas sus desagradables consecuencias.


Leave a Reply