Semana Santa en Mallorca: playas y tradiciones

0 comentarios
 

Mallorca es un destino de viaje fabuloso en cualquier época del año, pero en Semana Santa, momento en el que muchos aprovechan para disfrutar de unas vacaciones, cuenta con un atractivo añadido: el de sus viejas  tradiciones mediterráneas y su gastronomía, sin olvidarnos del buen tiempo que suele acompañar estas fiestas en Baleares.

Como en todos los lugares de España, en la isla también hay emotivas procesiones, destacando entre ellas dos en particular: la del Jueves Santo en Palma o Procesión del Cristo de la Sangre, y la del Viernes Santo o  “Sant Devallament” en Pollença y Felanitx. Una maravillosa mezcla de sentimientos, tradición y pasión que merece la pena vivir. 

Precisamente la tradición marca que el Viernes Santo sea el día oficial para elaborar los platos típicos de Semana Santa en los que el Cordero se convierte en el protagonista, sobre todo el Frito Mallorquín, que a ser posible debe ser degustado en alguno de los cellers o restaurantes típicos de pueblos como Sineu, Inca, Muro, Sa Pobla o Binissalem.  No menos deliciosas son las típicas panades (empanadas) de   carne, verdura o pescado así como los dulces robiols y crespells

El Lunes de Pascua es tradición en algunos pueblos vistar en romería alguna ermita y celebrar que se ha acabado la Cuaresma (Pancaritats), que en Palma se celebra en el Castillo de Bellver durante el Diumenge de l’Angel (Domingo del Ángel).

Además de todo esto, la Semana Santa suele marcar el inicio de la temporada turística en las Islas: reina el sol y las playas se llenan de gente dispuesta a darse el primer baño del año en las aguas azules de Mallorca.

Leave a Reply