Un día en el Mercado de Santanyí

0 comentarios
 

Es domingo, día de mercado en Santanyí, al sur de Mallorca. Una buena idea para pasar la mañana, recorriendo las pulcras y blancas calles del centro entre voluptuosos puestos de frutas y verduras, quesos, embutidos y vinos de la isla.

No se trata de un mercado más. La atmósfera que reina aquí es la perfecta fusión de las tradiciones mallorquinas con las aportaciones de los numerosos ciudadanos extranjeros que se han asentado aquí. Entre clientes y vendedores se establecen diálogos en mil idiomas. Castellano y mallorquín, pero también inglés, francés, alemán, ruso... Una torre de Babel donde no hay sitio para las prisas ni el mal humor.

La atmósfera es inigualable y seductora. Suena música mediterránea que se escapa desde alguna ventana mientras la gente disfruta de un refresco a la sombra de las terrazas de las cafeterías. Las tiendas están decoradas al estilo ibicenco, blancas y frescas, con la piedra desnuda de los muros a la vista. Especialmente concurrida está la tienda donde se vende la fabulosa sal de Ses Salines (unos kilómetros al sur de Santanyí) en sus múltiples formas, desde aderezos de mil sabores para la cocina hasta productos de cosmética o piedras de sal para la decoración.

Si viajas al sur de Mallorca hay que escamotear un día a nuestras vacaciones en las hermosas playas y calas de la zona y dejarse caer por este mercado lleno de aromas, colores y sonidos. La esencia del Mediterráneo con un delicioso toque cosmopolita. Sencillamente encantador.

Leave a Reply