El Castillo de Bendinat en Mallorca

0 comentarios
 

Poca gente lo conoce por dentro pero la figura del Castillo de Bendinat es bien conocida por todos los mallorquines, una silueta familiar que aparece en el horizonte cuando se viaja por la autopista de Ponent, entre Palma y Calvià.

Fue construido en el siglo XIX por el Marqués de la Romana siguiendo el estilo neogótico de los castillos centroeuropeos sobre los terrenos donde, según las crónicas medievales, el rey Jaime I instaló su campamento militar la noche después de la sangrienta batalla de Portopí en 1229, durante la conquista cristiana de la isla.

El nombre del castillo ha dado lugar a diversas interpretaciones. La más pintoresca es la que dice que fue el propio rey de Aragón el que bautizó así a este lugar cuando, después de la batalla, fue invitado a comer en la tienda de un noble donde se le ofreció un frugal almuerzo que consistía en una simple cabeza de ajos, todo cuanto tenían en el campamento. Lejos de contrariarse, el monarca aceptó la comida y después, en señal de agradecimiento exclamó "Hem ben dinat!" que en catalán significa "hemos comido bien".

La anécdota es curisoa aunque probablemente falsa. los historiadores se inclinan más por un origen etimológico árabe de la expresión Ibn Dinat o incluso la adaptación del topónimo árabe Bendinex, una antigua alquería islámica documentada en el siglo XIII.

En el año 2005 la familia Truyols, propietaria del castillo, vendió la finca a la Fundación Astroc, que desde entonces  ha impulsado en este lugar actividades culturales, especialmente exposiciones artísticas.

Leave a Reply