La Reserva Galatzó, un día en plena naturaleza

0 comentarios
 

El Galatzó es la montaña más alta del oeste de Mallorca. La última gran elevación de la Serra de Tramuntana antes de adentrarse en el mar y alzar el epílogo de la isla de Dragonera. Se trata de una montaña mágica sobre la que se contaron leyendas e historias increíbles; también es un lugar salvaje y natural que a punto estuvo de ser devorado por las llamas por el catastrófico incendio de Andratx del pasado verano.

Por suerte, el Galatzó se salvó de lfuego y hoy quienes viajen a Mallorca pueden disfrutar de la visita a la Reserva Galatzó, en el pequeño pueblo de Puigpunyent, un paraje boscoso y húmedo (a muchos les costará creer que están en el Mediterráneo) donde habitan numerosas especies animales, autóctonas y foráneas

Con más de 2,5 millones de metros cuadrados de frondosa vegetación enclavados en plena Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta reserva ofrece la posibilidad de pasar un día magnífico descubriendo la naturaleza en estado puro, descubriendo torrentes y otros secretos de la montaña, y disfrutando de un sinfín de actividades tanto para niños como para adultos.

Circuitos de tirolinas, exhibiciones de cetrería, escalada, senderismo... Y para relajarse, sus piscinas y la posibilidad de disfrutar de una barbacoa al aire libre en mitad de un entorno verde y natural. Un cóctel perfecto para respirar el aire de la montaña y pasar un día inolvidable

Leave a Reply