Escapada a Mallorca para el puente del 1 de noviembre

0 comentarios
 

Si bien es cierto que la mayoría de la gente piensa en Mallorca como un destino de viaje asociado al verano, el sol y la playa, la isla cuenta con muchos otros atractivos a lo largo del año para planear un escapada y descubrir rincones y sensaciones imposibles de vivir en la época estival.

Por eso un viaje a Mallorca para el puente del 1 de noviembre es una idea muy acertada. El calor sofocante se ha ido, pero sigue haciendo buen tiempo; las masas de turistas centroeuropeos han desaparecido, pero en Palma y las zonas de costa sigue habiendo un buen ambiente. Además, si eliges estas fechas podrás disfrutar de las fiestas de Halloween que se celebran en diferentes lugares de la isla o, si prefieres más las genuinas y viejas tradiciones, vivir la festividad de Tots Sants como se vive aquí.

Como sucede en el resto de España, también en Mallorca las familias aprovechan este día para recordar a sus difuntos y acudir el cementerio a engalanar las tumbas con flores. Es una fiesta melancólica y muy sentida, pero también tiene su lado alegre.

Y es que el 1 de noviembre todas las pastelerías y confiterías de la isla llenan sus escaparates con los tradicionales y dulces panellets, y con los vistosos rosarios de chocolates, frutas escarchadas y golosinas que los padrinos regalan a sus ahijados. Una tradición que se remonta a la Edad Media y que resiste con bastante éxito ante la moda anglosajona de Halloween. 

También son típicos los puestos callejeros de bunyols (buñuelos de viento) que con su irresistible aroma perfuman las calles del centro de Palma.

Buen clima, muchas tradiciones y una atmósfera acogedora es el cóctel que hará de tu escapada a Mallorca en el puente del 1 de noviembre un viaje perfecto.

Leave a Reply