Tagomago, una isla en alquiler en la costa de Ibiza

0 comentarios
 

La pequeña isla de Tagomago, de apenas kilómetro y medio de largo y 100 metros de ancho, emerge a escasa distancia de la costa nordeste de Ibiza. Sigue siendo un paraíso mediterráneo casi virgen, pero se trata de una propiedad privada, y en eso radica su vulnerabilidad.

Una famosa empresa inmobiliaria balear se ocupa de su mantenimiento y alquiler, ofertando también vuelos en helicóptero para los que habilitó una pista. Tagomago nunca ha sido habitado de manera estable y se libró de la urbanización salvaje de la costa de los años 60-70. Ahora esa pequeña isla se ha convertido en el campo de batalla de los ecologistas, que denuncian actividades y obras ilegales en la isla. 

Tagomago, catalogada como área natural de especial interés y zona de especial protección para las aves, es refugio y zona de cría de aves marinas y rapaces. Además, sus fondos marinos donde crecen las praderas de posidonia están preservados y la ley de Costas determina el uso de la zona litoral. 

Las supuestas actividades ilegales son sin embargo de gran interés para los turistas de alto poder adquisitivo, que tienen laopción de alquilar su propia isla en Ibiza. La fundación privada Isla de Tagomago promueve la observación de las aves y la flora y ha reformado el viejo faro de Punta dels Nius para su adaptación nuevos usos de educación ambiental y conservación de la naturaleza.

En Tagomago hay una casa antigua completamente transformada en vivienda de lujo para su alquiler, con embarcadero propio incluido. En verano funciona un quiosco bar costero de copas y música con 78 sillas y 13 mesas, cinco amarres, una plataforma solarium y anclajes. Cada día fondean en sus aguas decenas de embarcaciones que se acercan a tomar algo en este bar único.

Leave a Reply